Administración inhalada de productos herbales

Revista Farmaespaña Industrial, especial cannabis medicinal

Administración inhalada de productos herbales

En colaboración con la resvista Farmespaña Industrial (edición especial: Cannabis Medicinal) donde explicamos la administración inhalada de cannabis. Las diferentes ventajas técnicas y prácticas con un vaporizador como dispositivo médico.

  • Artículo: Administración inhalada de cannabis medicinal (pag. 64)
  • Revista COMPLETA: especial cannabis medicinal (año XVII, Nº 125)

Esperamos que el artículo sea de vuestro interés. Aquí os dejamos un fragmento..

[…]

En los últimos 20 años, el uso del vaporizador para extraer en forma de vapor los principios activos de la flor del cannabis y su posterior inhalación, se ha extendido de manera importante entre los usuarios. La razón principal es que evita la formación de compuestos tóxicos, a diferencia del método tradicional por vía inhalada más comúnmente utilizado como ha sido el cigarrillo liado.
Varios fabricantes de vaporizadores ven un nicho importante en el mercado medicinal del cannabis inhalado por lo que han certificado diversos equipos como dispositivos médicos (clase II).

Aún es un método poco conocido en España dentro de la comunidad médica, pero reconocido en muchos países como vía principal de administración. Diferentes ensayos científicos demuestran la seguridad y fiabilidad de este método para la administración inhalada de principios activos contenidos en la flor de esta planta.

¿Qué es un vaporizador?

Un vaporizador es un dispositivo formado por una fuente de calor que permite elevar la temperatura de un compuesto hasta su punto evaporación para transformarlo en vapor. Este compuesto gaseoso (partículas < 0.1 micras), tras ser inhalado, se transporta al torrente san guíneo a través de los pulmones (hematosis).
Históricamente podemos encontrar vaporizadores de varias formas, y adaptados a la tecnología de su tiempo. Desde vaporizadores de principios del siglo XX que funcionan con una lámpara para evaporar una solución desinfectante; hasta los conocidos evaporadores de anestesia.

Para evitar la confusión en la definición de ‘vaporizador’, aclarar qué es:

  • No es un aerosol o spray. En estos casos el compuesto activo es dispersado por medio de aire o un gas excipiente (como el Ventolin®).
  • Tampoco es un nebulizador, que utiliza agua evaporada por ultrasonidos como medio para para transportar el medica mento (nebulizadores para antibióticos).
  • En general, estos dispositivos difunden los compuestos a nivel local y en muchos casos el principio activo no pasa al torrente sanguíneo.
vaporizer for coal tar fluid

Vaporizador empleado para la desinfección del ambiente durante la ‘gripe española’. Evapora alquitrán de hulla para desinfectar el ambiente.

  • Un vapeador o cigarrillo electrónico, a pesar de llamarse vaporizador, utiliza preparados líquidos con base de cannabinoides (aislados o no), mezclados con otras sustancias. Los llamados e-liquids, son formulaciones de diversos compuestos que mejoran el sabor y la solubilidad de los cannabinoides para favorecer su evaporación y facilitar su consumo. Estos dispositivos, extendidos ampliamente en los estancos para la administración de nicotina o CBD, emplean una tecnología distinta a la de los vaporizadores tradicionales para flor seca o extractos. Por ser un tipo de dispositivo tan diferente, donde además la formulación del e-liquid añade un riesgo adicional para el usuario, no podemos entrar a tratarlo en el presente artículo.

[…]

Para seguir leyendo, descarga la revista aquí (página 64, año XVII, Nº 125).

Comments are closed.